Saltar al contenido

La maldición de Tutankamón

maldicion tutankamon

La maldición de Tutankamón nació del mito de que era la única tumba ubicada en el Valle de los Reyes que se había salvado de saqueos y perpetraciones, cosa que llamó mucho la atención ya que al momento de su descubrimiento se pudo evidenciar muchos tesoros y objetos colmados de una mística y valor histórico incalculable.

No obstante fue hasta el año 1922 que fue descubierta la tumba, desencadenándose una gran fila de muertes que fulminó a todas las personas que participaron en el descubrimiento.

¿Cuáles fueron las primeras víctimas de la maldición de Tutankamón?

La muerte que le dio gran revuelo a esta llamada “Maldición” del faraón egipcio, fue la del joven Lord Carnarvon, por tratarse de una muerte muy breve al anterior descubrimiento de la tumba, lo que con el tiempo se puedo demostrar que más que una maldición fue un conjunto de casualidades, ya que el joven ya se encontraba un poco mal de salud en ese momento, siendo letal para él la infección en una herida que tenía.

Las demás muertes fueron las del resto de los participantes miembros del equipo de  descubrimiento de la tumba, dándole de esta manera más credibilidad a la supuesta maldición del faraón niño.

maldicion tutankamon

¿Qué esconde la maldición de Tutankamón?

Detrás de este mito oscuro, podemos encontrar cuestiones que sin lugar a dudas llaman la atención de cualquiera que lo lea y analice un poco más a fondo. Tenemos particularidades como:

  • Se dice que cuando Lord Carnarvon murió en el Cairo, en esa misma ciudad, se produjo un apagón que dejó en tinieblas a dicha población. Además de eso, se dice que en el domicilio de esta persona (Inglaterra), su perro cayó fulminado antes de haber aullado como nunca jamás lo había hecho.
  • Se generaron una cadena de pérdidas considerables: como la de Aubrey Herbert, quien participó en la apertura de la cámara regia; Arthur Marce (Egiptólogo de Nueva York), el cual fue el encargado de darle el último golpe al muro antes de perpetrar la tumba, y; Georges Benedite (Conservador del Museo del Louvre), tras visitar la tumba. Además de muchas muertes más.
  • El fatal número de muertes relativas a la visita y exploración de la tumba de Tutankamón generó la creación de muchísimos libros y artículos sobre las supuestas maldiciones faraónicas.
  • El único que pareció librarse de esta maldición fue Howard Cárter, quien falleció 17 años después del descubrimiento.
  • Según otras hipótesis relativas a esta maldición se ha logrado llegar a la conclusión de que las mayorías de las muertes por no decir todas, por una infección causada por las esporas de moho, lo cual intencionalmente fueron colocadas en vasijas, bajo los fines de combatir a todos aquellos que buscaban profanar las tumbas sagradas.
  • Howard Cárter se constituye como el protagonista sobreviviente de esta maldición, el cual dejó a su vez una frase para la posteridad que dice lo siguiente: “Todo espíritu de comprensión inteligente se halla ausente de estas estúpidas ideas” (esto en relación a cuando alguien le hablaba de la supuesta maldición del faraón niño).